T1 Ep 7 | 7 Preguntas antes de diseñar la imagen de tu marca

que te aportarán confianza y claridad a la hora de tomar decisiones de diseño y de contenidos

Respondiéndote a estas preguntas lograrás aportar más claridad a la hora de inclinarse por un estilo u otro, el tipo de contenidos que compartir y la manera en la que mostrarte al mundo.

“Encuentra tu porqué y encontrarás tu camino”

JOHN C. MAXWELL

Cuando comenzamos a decidir de qué manera mostrar al mundo nuestra idea, nos invade un mar de dudas. 

Es normal, nos pasa a todos. 

Para ayudarte te voy a proporcionar 7 preguntas estratégicas que plantearte antes de diseñar la imagen de tu marca tanto la identidad visual como verbal. Estas preguntas son un buen punto de partida para aclarar conceptos tales como tus valores, visión, objetivos, público ideal…  todos estos conceptos necesarios para asentar las bases de tu identidad previas al diseño de la imagen de tu marca.

Puedes escuchar el episodio del podcast aquí:

1 ¿Por qué?

Este es el punto de partida, el origen de todo. Definiendo el motivo  principal estarás creando las raices donde se asentará todo lo que hagas de ahora en adelante y lograrás dar sentido a tu estrategia de marca. 

Los colores, tu logo, tu estilo fotográfico… deben respirar el propósito de tu negocio. 

Según Simon Sinek, la gente no compra lo que haces, sino el porqué lo haces. Si identificamos nuestro porqué y lo ubicamos en el centro de nuestra marca, comenzaremos a crear un vínculo entre tu propósito y el de las personas a las que sirves. 

Para facilitar la tarea vamos a dividir nuestros porqués en tres categorías: 

  1. Mis porqués personales
  2. Mi porqué como marca
  3. El porqué de mi negocio

1. Tu por qué personal

¿Por qué empezaste? ¿De dónde surgió la idea?

(Escribe en un papel la respuesta, independientemente del tiempo que te lleve) 

Seguro que tienes más de una razón por la que has tomado la decisión de seguir adelante con tu proyecto. 

Enumera tus razones profundas y personales en un papel, todas las que te salgan. 

Pegalos en la pared donde trabajas, y asegúrate de que todo  en tu marca y tus decisiones se filtren a través de ellos. 

Por ejemplo:

Mis «Por qué (s) personales»:

  • Trabajo donde y cuando considero. Yo me marco mis propios horario y honorarios. 
  • Puedo pasar largos períodos de tiempo con mi  familia con tranquilidad, con libertad y felicidad.  
  • Porque soy una persona que necesita innovar
  • Porque adoro el diseño gráfico y crear cosas nuevas
  • Porque no soporto que  un jefe que me diga lo que tengo que hacer
  • Vivo desde la responsabilidad y no desde el victimismo. 
  • Me ayuda a conciliar mi vida laboral con la familiar
  • Puedo atender a mi hija si me necesita. 
  • Me realiza como persona saber que lo que creo me ayuda y  ayuda a los demás
  • Tengo la libertad de tomar mis propias decisiones. 
  • Ganar lo que quiera ganar sin tener que esforzarme mucho. 
  • Disfrutar de largas vacaciones retribuidas con un sistema que se auto gestione solo. 
  • Quiero vivir en paz con solvencia económica. 

2. Tu por qué de marca

Este es más enfocado al servicio, es decir, a la aportación que ofreces a otras personas y al mundo gracias a tu talento y tu pasión. 

El porqué de marca podría resumirse en una frase, y correspondería con la misión. No debemos confundirlo con los objetivos de marca que son metas concretas y por realizar como por ejemplo: 

  • Mejorar las relaciones entre tu y tus clientes
  • Mejorar la presencia a una imagen mas PRO
  • Posicionar tu marca como autoridad en tu sector
  • Aumentar tu visibilidad online
  • Ampliar tu mercado a otro sector demográfico. 

Estos son objetivos concretos que van en el plan de marketing. Nos interesa centrarnos en el porqué de marca aqui, porque es la que importa a la hora de diseñar nuestra identidad. 

Mi por qué de marca podría resumirse así:

Impulsar talentos a través del branding. Contribuir al surgimiento de nuevas profesiones nacidas con el propósito de mejorar la vida de las personas y del Planeta. 

Conocer tus porqués personales y de marca te ayudarán a anclar las bases de tu negocio a una tierra firme, para que nada ni nadie sea capaz de derrumbarte y la motivación para seguir adelante sea fuerte y poderosa. 

Además, a la hora de diseñar tu imagen de marca será más sencillo tomar decisiones ya que todas ellas deben de estar alineadas con tu propósito. 

Una vez los tengas redactados, cuelgalos en tu habitación o despacho donde trabajas para que siempre tengas en cuenta las razones por las que tu esfuerzo y dedicación valen la pena. Te aseguro que te dará fuerza y foco en todas tus acciones. 

Anota tu gran porqué personal y enmárcalo. Colócalo en un lugar visible donde puedas verlo cada y día para darte fuerza e impulso para superar cualquier adversidad.

2 ¿Para qué?

Esta segunda pregunta se acerca más a la visión que al propósito de vida.  Nos ayuda a especificar más y a marcar lo que  QUEREMOS  lograr  a futuro.  Es muy importante saber a dónde queremos llegar. 

Un ejercicio muy interesante que planteo a mis clientas a la hora de definir la identidad de sus marca es esta: 

Define tu día ideal. En un momento tranquilo, cuando sepas que nadie te va a molestar, hazte tu bebida favorita, sientate comodamente, y escribe con todo lujo de detalles cómo sería tu día ideal, desde que te levantas hasta que te acuestas. 

Detente en las sensaciones, en los detalles, en los olores, colores, sabores, …. pensamientos. No pienses en para qué estás escribiendo esto, simplemente déjate llevar por lo que te dicta tu intuición, tus deseos y tu corazón. 

Sin saberlo estarás definiendo tu visión, la visión del para qué haces lo que haces. Estarás marcando la imagen que irá asociada a tu marca, porque es justo lo que quieres lograr y has de representarlo a través de tus imágenes, tus vídeos, tus contenidos. 

A igual que en el porqué, en el para qué existe un para qué personal y un para qué de marca. 

Como ejemplo veamos en mi caso mi para qué personal sería: 

Lo hago para…. 

  • Lograr libertad financiera y disfrutar de este precioso mundo. 
  • Ganar lo que quiera ganar sin tener que esforzarme mucho. 
  • Poder viajar al menos, tres veces al año 
  • Contar con más tiempo para hacer más deporte al aire libre

En el caso de mi para qué de marca sería:

  • Aumentar el impacto de mi misión a un número mayor de emprendedoras
  • Crear una tienda digital y una academia de formación que funcione en modo automático

“Visionar nuestro destino marca el rumbo a seguir. “

Laura Carracedo

Conocer el para qué nos ayudará a tomar decisiones también en el diseño de nuestra marca  y en el tipo de imágenes que asociemos a ella. 

3 ¿Quién eres?

Definirse a una misma es probablemente el ejercicio más difícil de nuestra vida. En mi caso, cuando comencé a estudiar y a entender el branding me di cuenta de lo poco que me conocía, de lo abandonada que tenía la parte del auto-conocimento. 

En una sociedad como la que vivimos en la que debemos estar constantemente representando papeles con los demás, nos convertimos en cebollas llenándonos de capas y máscaras que al final distorsionan y ocultan nuestra verdadera identidad. 

La misión del branding a la hora de crear tu propia marca personal es ayudarte a retirar todas esas capas para que salga a la luz la joya que llevas dentro tu verdadero yo, tu maravillosa personalidad que es única, tan única como tu huella dactilar. 

Una de las razones por las que creé el plan de branding es precisamente para ayudar a desvelar lo más significativo de ti. Una guía de autodescubrimento, que sin darte cuenta, te ayudará a conocerte mejor y a darte cuenta de que lo más valioso de tu marca es precisamente lo que te hace única y especial. 

Para ello, te animo a que te descargues el plan de branding y comiences a disfrutar rellenando cada apartado del primer tema. Preciosamente dedicado a tu carácter y personalidad. 

Descarga gratis tu Plan de Branding

y crea una marca de valor fiel a ti

Las personas somos seres sociales. Imagínate un mundo sin personas. Aunque a veces nos queramos ir a vivir a una montaña solitaria o a una isla desierta, necesitamos de las personas para vivir. 

Por eso salimos de casa, compramos en tiendas físicas y buscamos la cara que está detrás de las marcas. 

No hay que inventarse un personaje, o vestirse como crees que serías más aceptada. Olvídalo. Crear tu propia marca personal te ayudará a conocerte mejor y poco a poco adquirir más y más confianza para mostrarte tal cual eres. Como le digo a mis clientas. 

“no puedes gustar a todo el mundo. Tampoco es bueno tratar de gustar a todo el mundo porque es imposible. Debes gustar a quien le guste cómo eres de forma auténtica y real” 

Laura Carracedo

Por lo que tu marca debe respirar tu estilo, tu caracter, tus pasiones, tus sueños…. 

Así lograrás crear una imagen más veraz y que perdure en el tiempo evolucionando contigo. 

4 ¿Para quién? 

Es fundamental conocer muy bien al tipo de personas a las que te diriges. Seguro que ya habrás oído lo importante que es filtrar y apuntar a un tipo de público muy determinado y concreto. 

El proceso de selección requiere excluir a gran parte de clientes potenciales, y eso da mucho yuyu, también, imagino que te preguntarás, ¿qué necesidad de especificar tanto?

Pues yo te diré que centrarse en un tipo de persona muy determinado te ayudará a recibir clientes de calidad, a posicionarte como experta en un campo concreto y a lograr subir precios a través de servicios premium. 

Elige dirigirte y especializarte en personas afines a ti, con las que te encuentras a gusto porque comparten tus valores, tus visiones y un estilo de vida similar.

Por ejemplo, si el dueño de un restaurante está buscando un profesional para que le haga su página web, y encuentra a alguien que hace webs pero que además hace miles de cosas más y encuentra a alguien que está especializado en webs para restaurantes, ¿a quién crees que querría contratar? 

En los negocios difgitales nos encontramos con una ventaja: no dependemos de aquellos que pasan caminando por delante de nuestro negocio, el rango de cobertura es muchísimo mayor y por ese motivo, aunque nos dirijamos a un grupo muy específico de la población aún tendremos miles de clientes potenciales. 

Por lo tanto, te invito a que trabajes la definición de tu cliente o clienta ideal, especificando mucho más y creando servicios o productos que ayuden a solucionar su problema concreto. 

Mi experiencia en marcas personales y pequeños negocios digitales me dice que cuanto más similar a tí sea mucho mejor, porque lo vas a conocer mejor y se van a sentir identificados contigo. 

Laura Carracedo

Aunque habría que valorar cada caso, por lo general es así, personas similares a ti en demografía, valores, … pero que se encuentran en una situación en la que tú ya estuviste y que ya superaste y que además te has formado y te formas cada día para ayudarla en tu caso para que no pase por lo que tú pasaste. Es unir la parte del propósito, de la misión de ayudar a un público determinado con un problema concreto que tú saber solucionar a la perfección porque es tu campo, es tu pasión y además ya pasaste por ello. 

Puedes trabajar tu publico ideal a través del post de mi blog y del Plan de Branding apartado Publico ideal. 

Conocer a nuestro perfil específico de cliente nos ayudará a tomar decisiones de diseño y de las imágenes que compartir. Ya que deben ser afines a sus gustos, y representar aquello que anhelan conseguir. 

5 ¿Cómo lo haces? 

Esta pregunta va del proceso. Sabemos quién eres, cuál es tu propósito, a qué tipo de personas te diriges, ahora toca describir de qué manera les vas a ayudar. 

¿A través de servicios personalizados? ¿A través de cursos de formación? ¿A través de libros de autoayuda? 

Si estás comenzando generalmente es recomendable que comiences con servicios personalizados 1 a 1, porque es la mejor manera de testear y conocer bien las necesidades reales y el proceso para resolverles su problema. 

Te ayudará a crear un sistema que ya has probado que funciona y que después podrás pasar a automatizar a través de un infoproducto como puede ser un libro, un curso, o una mentoría grupal. 

Te animo a que te lances a crear un servicio premium dirigido a tu cliente ideal definiéndolo de principio a fin. Es decir,  desde el momento de la primera toma de contacto, el contrato, el proceso de pago, los puntos que incluye… hasta la entrega final o el resultado final. 

Al principio tendrás que testearlo, pero una vez que esté sistematizado podrás subir precios porque estarás ofreciendo un servicio super específico a un tipo de personas con un problema super específico. 

6 ¿Cuál es tu diferenciación? 

El elemento diferenciador es lo que nos identifica como especiales. Si queremos destacar y captar la atención de nuestro público ideal tenemos que identificarlo y utilizarlo en nuestra imagen y comunicaciones. 

Para encontrarlo podemos buscar en: 

  • Nuestras rarezas
  • En las desventajas 
  • En las necesidades últimas de nuestros clientes

Estos tres aspectos normalmente no se tienen en cuenta. Pero de aquí podemos encontrar oro puro. 

En el plan de branding puedes añadir aquellas rarezas que sueles “tapar” porque te da vergüenza mostrar, quizá porque era parte de las bromas en tu familia cuando eras pequeña, o porque al ser tan diferente temes que sea criticada o infravalorada por la mayoría. 

Tu marca es tu sello distintivo, debe mostrar aquello que te hace única y especial, el territorio o el escenario donde te sientes realmente a gusto, independientemente de lo que piensen los demás. Ten en cuenta una cosa, siempre te van a criticar, hagas lo que hagas, seas como seas, cuando te muestras. También te van a admirar. Pero si es así, ¿por qué no mostrar tu verdadera personalidad? así te valorarán y admirarán las personas adecuadas. 

Busca qué es aquello que como persona te hace especial y diferente, empatiza con tu cliente o clienta ideal y haz de tus desventajas un plato fuerte de tu marca. 

LAURA CARRACEDO

Recuerdo cuando me hablaron de un restaurante que era muy pequeño. Se amontonaban afuera esperando por mesa muchas personas. El dueño del restaurante, decidió contratar a una banda de música para amenizar la espera a los que estaban fuera. 

Al final su desventaja se convirtió en sello distintivo de su negocio porque la espera era vista como una experiencia añadida al de simplemente ir a comer y creaba un ambiente divertido y sociable que aumentó el valor del restaurante. 

Si tu desventaja es que trabajas en casa y tienes niños que tienes que atender y no puedes atender correctamente a tus clientes por video llamada, quizá puedas ponerlo a tu favor si te enfocas en mujeres madres que también tienen niños en casa. De esta manera, les quitas a ellas el corte de que al realizar la video llamada aparezcan, porque en tu caso también te pasa, y la probabilidad de que te contraten a ti frente a otro profesional sea mayor. 

7 ¿Cuál es tu promesa? 

Esta es otra de las preguntas clave para que tu imagen de marca muestre la verdadera esencia.

La promesa debe corresponder con el resultado final. Es decir, aquello que vendes, que comunicas, que prometes que vas a lograr… debe ser justo lo que tu cliente va a obtener gracias al servicio que te ha contratado. 

Define una promesa general, más profunda tipo: 

  • Más claridad
  • Más foco
  • Paz y serenidad

¿Qué resultado espera obtener tu cliente ideal a través de ti? 

Después puedes definir las promesas específicas a servicios dirigidos a públicos muy específicos. 

Por ejemplo, yo tengo un servicio que está enfocado a mujeres que quieren vivir de su talento online y necesitan una imagen de marca que las represente de verdad. 

Mi promesa es: 

  • Claridad y seguridad 
  • Lograrás una imagen fiel a ti y a tus principios
  • Una imagen consistente que te aporte seguridad 
  • Una marca duradera en el tiempo 

Y después las promesas dentro de lo que incluye tu servicio: 

  • Identidad visual con logo, paleta de colores, tipografías, fondos y estilo fotográfico
  • Identidad verbal, historias, temas de contenido, banco de palabras… 
  • Entrega de todos los elementos en varios formatos…. 

En otros casos podría ser: 

  • 3 grabaciones de meditaciones
  • 4 sesiones online
  • Entrega de un diagnóstico… etc

¿Te estás planteando estas cuestiones o te las planteaste antes de lanzarte a diseñar tu imagen de marca?

Me encantaría que me escribieras en comentarios qué te ha parecido esta manera de definir la estrategia en el proceso de creación y definición de tu marca y si te ha resultado útil.

Puedes escuchar el episodio del podcast aquí:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.